¿Qué es un prolapso de vejiga y cuáles son sus síntomas?

Un prolapso de vejiga, también conocido como cistocele, es una afección común en la que la vejiga se desliza hacia la vagina debido a la debilidad de los músculos y tejidos de soporte del suelo pélvico. Esto puede ocurrir debido a diversos factores como el embarazo y parto, la menopausia, la obesidad, la edad avanzada o la práctica de levantar objetos pesados de manera frecuente.

Los síntomas del prolapso de vejiga pueden variar en su intensidad y gravedad. Algunas personas pueden experimentar solo síntomas leves, mientras que otras pueden tener síntomas más notorios. A continuación, se presentan algunos de los síntomas más comunes del prolapso de vejiga:

  • Sensación de tener una masa o bulto en la vagina: Una de las señales más comunes de un prolapso de vejiga es la sensación de tener una masa o bulto en la vagina. Esto puede ocurrir debido al descenso de la vejiga desde su posición original.
  • Dificultad para vaciar completamente la vejiga: El prolapso de vejiga puede hacer que sea difícil vaciar completamente la vejiga al orinar. Esto puede llevar a una micción incompleta y aumentar el riesgo de infecciones del tracto urinario.
  • Frecuencia urinaria aumentada: Muchas personas con un prolapso de vejiga experimentan un aumento en la frecuencia urinaria. Pueden sentir la necesidad de orinar con más frecuencia durante el día y la noche.
  • Incontinencia urinaria: El prolapso de vejiga también puede provocar incontinencia urinaria. Esto significa que la persona puede experimentar fugas de orina involuntarias al toser, estornudar, reír o levantar objetos pesados.
  • Dolor o molestia en la parte baja del abdomen o en la parte inferior de la espalda: Algunas personas con prolapso de vejiga pueden experimentar dolor o molestia en la parte baja del abdomen o en la parte inferior de la espalda. Esto puede ocurrir debido a la presión ejercida por la vejiga desplazada.
  • Sensación de presión en la pelvis: El prolapso de vejiga puede causar una sensación de presión o pesadez en la pelvis. Esta sensación puede empeorar al estar de pie o caminar durante períodos prolongados.
  • Problemas para iniciar o mantener el flujo de orina: Algunas personas con prolapso de vejiga pueden tener dificultades para iniciar o mantener el flujo de orina. Esto puede resultar en un debilitamiento de los músculos de la vejiga y dificultar aún más la micción.

Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante buscar atención médica. Un prolapso de vejiga puede afectar la calidad de vida y provocar complicaciones adicionales como infecciones urinarias recurrentes o dificultades sexuales. Tu médico podrá realizar un examen físico y, en algunos casos, solicitar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico de prolapso de vejiga.

El prolapso de vejiga es una afección común que puede afectar a personas de todas las edades. Los síntomas pueden variar y es importante buscar atención médica si experimentas alguno de ellos. Recuerda que existen diversos tratamientos disponibles que pueden ayudarte a mejorar los síntomas y recuperar la calidad de vida.

No ignores los síntomas del prolapso de vejiga. ¡Consulta a tu médico hoy mismo y obtén el tratamiento adecuado para ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Para ofrecer las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento de estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio. No consentir o retirar el consentimiento, puede afectar negativamente a ciertas características y funciones. Leer Más