Cuando estás mal del hígado, ¿te sube la presión?

Si has experimentado problemas en el hígado, es natural preguntarse si esto puede tener algún impacto en tu presión arterial. En este artículo, analizaremos si estar mal del hígado puede llevar a un aumento en la presión arterial y descubriremos qué enfermedades hepáticas podrían afectar la circulación sanguínea. ¡Sigue leyendo para obtener todas las respuestas!

Índice
  1. ¿Estar mal del hígado aumenta la presión arterial?
    1. Hipertensión portal

¿Estar mal del hígado aumenta la presión arterial?

No, estar mal del hígado en sí mismo no causa un aumento en la presión arterial. La presión arterial es el resultado de la fuerza ejercida por la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. Sin embargo, algunas enfermedades hepáticas pueden tener consecuencias indirectas en la circulación sanguínea y provocar un aumento en la presión.

Hipertensión portal

La hipertensión portal es una complicación común de las enfermedades hepáticas crónicas. Esta condición ocurre cuando hay un aumento en la presión sanguínea en el sistema portal, que es la red de vasos sanguíneos que llevan la sangre desde los órganos digestivos al hígado. La acumulación de presión en el sistema portal puede deberse a un flujo sanguíneo restringido o bloqueado debido a la enfermedad hepática.

Las enfermedades que pueden causar hipertensión portal incluyen:

  • Cirrosis hepática: una cicatrización del hígado que puede ser causada por diversas condiciones, como hepatitis crónica, consumo excesivo de alcohol o enfermedades metabólicas.
  • Hepatitis crónica: una inflamación persistente del hígado debido a una infección viral o a factores autoinmunes, tóxicos o metabólicos.
  • Hepatopatía alcohólica: daño hepático causado por el consumo excesivo y prolongado de alcohol.
  • Hepatopatía grasa no alcohólica: acumulación de grasa en el hígado debido a factores como la obesidad, la diabetes o el colesterol alto.

Es importante destacar que la hipertensión portal es una condición distinta a la presión arterial. Aunque la hipertensión portal puede conducir a complicaciones graves, como varices esofágicas o el desarrollo de ascitis (acumulación de líquido en el abdomen), no afecta directamente la presión arterial en el resto del cuerpo.

A pesar de que estar mal del hígado no aumenta directamente la presión arterial, ciertas enfermedades hepáticas pueden tener consecuencias en la circulación sanguínea y provocar hipertensión portal. Si estás experimentando un aumento inexplicado en la presión arterial, es fundamental que consultes a un médico para descartar otras causas y recibir un diagnóstico adecuado. Recuerda que el cuidado de la salud es fundamental y en manos de profesionales encontrarás las respuestas y el tratamiento que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Para ofrecer las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento de estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio. No consentir o retirar el consentimiento, puede afectar negativamente a ciertas características y funciones. Leer Más